Blog | La importancia de un buen diseño para tu almacén

Close
estanterías record

Lo sentimos, no se han encontrado resultados. Inténtelo de nuevo.



estanterías record

BLOG

LA IMPORTANCIA DE UN BUEN DISEÑO PARA TU ALMACÉN

Publicado 04/12/2020

Con el paso del tiempo, los servicios logísticos han ido evolucionando y los conceptos de almacenaje y distribución han cambiado, adquiriendo un nivel de importancia cada vez mayor. Es por ello que un buen diseño de almacén se ha convertido en un parámetro crucial, tanto como una buena red logística, para garantizar al cliente el mejor servicio.

 

Más allá de que las funciones de un almacén se irán modificando dependiendo de las distintas necesidades que vayan surgiendo, hay algunos elementos que son comunes a cualquier tipo y tamaño de almacén: recepción de la mercancía, registro, almacenaje y conservación, zona de preparación y control de stock.

 

Debido a todos los factores que entran en juego en un almacén, a la hora de gestionarlo será fundamental tener en cuenta su diseño en planta o layout. Este diseño debe permitir conseguir una dinámica fluida de los materiales, así como facilitar el paso correcto y sin entorpecer por todas las fases anteriormente mencionadas que tienen lugar en un almacén. Todo ello de una manera eficiente, evitando espacios potencialmente problemáticos para un correcto funcionamiento.

 

Básicos a tener en cuenta en un diseño de almacén

 

En un buen diseño de planta de un almacén, es importante tener en cuenta los siguientes puntos:

 

  • El aprovechamiento eficiente del espacio físico del almacén.
  • La facilidad de acceso a las unidades almacenadas.
  • La reducción de la manipulación del material por parte de los operarios.
  • La importancia de facilitar el control del stock almacenado.
  • La necesidad de ser flexible a la hora de ubicar y reubicar materiales.
  • La garantía de obtener un máximo indicador de rotación de la mercancía.

 

Cómo se configura el layout o el diseño de un almacén

 

Sin dejar de tener en cuenta todo lo anterior, es el momento de empezar a pensar la configuración y el diseño o layout de un almacén. A continuación, vamos a ver algunas cuestiones que, aunque puedan resultar evidentes, es importante no perder de vista:

 

  • La distribución de la mercancía ha de llevarse a cabo teniendo en cuenta el peso y el volumen. Cuanto más grande y pesado sea un objeto, más abajo tendrá que ubicarse.
  • La mercancía que experimente una mayor rotación en el almacén debe ser fácilmente accesible.
  • Hay que tener especial cuidado con aquellos materiales que puedan deteriorarse y que, por su composición química, su estado líquido o su fragilidad, pudieran perjudicar a otros.
  • El layout del almacén siempre tendrá en cuenta todas las medidas de seguridad, tanto en el momento de la carga como para el bienestar general de los operarios.

 

Beneficios de un buen diseño de un almacén

Al invertir en el desarrollo de un buen diseño de almacén o layout, se obtiene una serie de beneficios que nos ayudarán a la hora de optimizar el espacio. Estos son algunos de ellos:

 

· Cumplimiento de la calidad

Un buen diseño de almacén favorece y facilita la gestión de la mercancía. Si mejora la gestión, se cumplirán con mayor amplitud los estándares de calidad y regulación.

 

· Reducción de costes

Además, no solo mejorará la calidad del servicio, sino que se podrán reducir costes. Un buen diseño de almacén tiene en cuenta la optimización del espacio y aprovecharlo mejor permitirá almacenar más.

 

· Reducción de la administración

Con un buen diseño y una buena gestión del almacén, se conseguirá aumentar la productividad. Además, puede darse una disminución de diversos trabajos administrativos, bien por su automatización en el propio sistema logístico del almacén, bien por la reducción del número de intermediarios en cada uno de los procesos.

 

· Mejora en el servicio

Dedicar tiempo y recursos a un buen diseño de almacén ayuda a mejorar la gestión de los pedidos y la atención al cliente, lo cual se traducirá en clientes más satisfechos. A su vez, si se genera una buena experiencia de usuario, será posible invertir menos en promoción, pues ya se sabe que «no hay mejor publicidad que un cliente contento».

 

Vivimos tiempos cambiantes, en los que las empresas se ven continuamente obligadas a adaptarse (en su ubicación, productos, materias primas, proveedores, metodologías de trabajo y hasta en el propio personal). Teniendo en cuenta todos estos factores, la inversión en un buen diseño de almacén o layout resulta de vital importancia para que las necesidades de la empresa se vean cubiertas y sus recursos optimizados en cada fase del proceso.

 

Cuenta con la experiencia de Estanterías Record para analizar y diseñar el mejor sistema de almacenamiento para su almacén, teniendo en cuenta las necesidades logísticas y la gestión diaria de mercancías.

 

Suscríbete a nuestro newsletter:
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.
Más información   |    Aceptar